domingo, 8 de diciembre de 2013

Si el tiempo no deja...


Se va acabando el año y hay que gastar los últimos cartuchos. Un año pasa muy rápido pero da para mucho! Toca hacer balance y a veces se pone uno nostálgico...algunpos de tus ríos favoritos se han maltratado, la lubina ya no es lo que era hace diez años y los dentones cuestan tanto que no merece la pena dedicarles el tiempo que necesitan si el trabajo y el día a día te come el terreno. Pero Lo bonito del deporte de la pesca es que nunca lo has visto todo! cada año hay sorpresas, rarezas, emociones fuertes, días de calma y de frenesí, retos que se cumplen, récords que se superan, i sobretodo buenos momentos con los viejos y los nuevos amigos.

Os deseo un buen final de año y un mejor comienzo del siguiente. Animos a todos los que tengáis problemas, afrontad el nuevo año con ilusión porque la vida es buena y todavía no hemos dicho la última palabra. un abrazo.

domingo, 29 de septiembre de 2013

De susto en susto


Uno de los aspectos más emocionantes de la pesca costera en el mar es que en cualquier momento puede llegar una picada espectacular. Nunca sabes cuando, dónde ni como. Si vas a ir preparado con un equipo potente y un buen bajo, o vas a estar pescando fino peces de tallas más pequeñas. El día que menos te lo esperas te llevas el gran SUSTO. Y la emoción y los nervios que se generan en esos instantes son indescriptibles!

Un buen ejemplo de ello son estas dos capturas y alguna más que voy a comentar. Este buen espetón de arriba, por ejemplo, me puso la piel de gallina al hacer saltar por los aires un gran popper hasta quedarse prendido del anzuelo y dar un carrerón hacia el fondo de esos que quitan el hipo, haciéndome creer que se trataba de un buen palometón. Siempre le ha fascinado a un servidor, la variabilidad en la lucha que presenta el espetón, este depredador tan común en nuestras costas, que puede  ser un tronquito dócil en algunos puertos durante el invierno, y en cambio puede llegar a ser un auténtico torpedo, lleno de resistencia y explosividad en aquellas puntas de roca más profundas y con más corrientes a finales de verano. Tanto es así que pocos días antes, otro espetón estuvo a punto de costarme un ataque al corazón al quedarse clavado en un jig recogido en superficie a toda pastilla mientras buscaba llampugas desde orilla, dando una lucha espectacular en la que llegué a pensar que tenía un buen pez de otra especie.

Otro buen sustillo me llevé, pescando en un a punta querenciosa arrastrando un señuelo a mil por hora por la superficie con la cañita ligera.. cuando se para la caña y una potente carrera recta al fondo me eriza el vello de la espalda y comienzo a gritar de alegría, pensado que tenía a mamá llampuga, cuando veo platear en el fondo la silueta de un túnido y pienso: bahh es un bonito...pero lo veo rechoncho creo que es una  bacoreta! Sale afuera y no puede ser...es un pequeño atún rojo! o_O

En el otro lado, está este precioso palometón que está  a punto de ser liberado después de una lucha épica con un equipo muy ligero, que estaba destinado a las agresivas obladas. En esta ocasión, un brutal ataque a un pequeño paseante de tan sólo 10 cm y una carrera espectacular de las que ponen los huev*s de corbata y en la que se tuvieron que sortear obstáculos de roca e incluso meter la caña entera en el agua para evitar un corte con las  barquitas que no paraban de pasar. Toda una odisea en apenas 5 minutos extremadamente intensos y emocionantes que como no podía ser de otra manera, acabaron con la obligada suelta que merecen todos los ejemplares de esta especie, que para muchos amantes de la pesca con artificiales, es sagrada.


En fin, qué sería de la pesca sin estos momentos? Me parece apasionante esta modalidad del spinning costero y espero que todos los que lo practicamos, seamos cada vez más responsables y cuidemos nuestros spots, los mantengamos limpios de basura y de matanzas para que por muchos años los podamos seguir disfrutando.

Recordad, Captura y Suelta y siempre guardaremos un mejor recuerdo de ese pez que nos hizo sentir emoción.

Un saludo

miércoles, 17 de julio de 2013

Pescar, soltar, o fotografiar?


Una reflexión: Puede una mala foto, desmerecer una captura increíble? Todo depende de los ojos con que se mire. Hace poco conseguí, después de mucho insistir, mi récord de dorada a Rockfishing que ordió un pequeño vinilo de Berkley, el Power Nymph concretamente, en color naranja y montado a carolina con un plomito de 4 gramos, arrastrándolo por el fondo. Sin ningún lugar a dudas, una captura muy trabajada y muy ilusionante,pero por desgracia estaba solo y en un sitio incómodo, el pez estaba muy alborotado y si intentaba una autofoto, con el tiempo que requiere... con toda seguridad le costaría la vida al pez. Así que tan sólo esta cutre-foto rápida en el suelo, la medida de rigor con mi inseparable metro, y al agua en perfectas condiciones.



Luego enseñas orgulloso la foto a tus amigos, pero el pez no luce muy bien e incluso hay escepticismo con el tamaño. Qué le vamos a hacer? He perdido una oportunidad entre mil para inmortalizar un momento que había estado esperando años! La conclusión es: valoro mucho más una captura, cuando veo una foto hecha con prisas, denota el respeto del pescador por su captura, que en esos momentos de emoción, primó la vida del pez por encima de su ego  Porque la otra parte también la conozco muy bien, sé perfectamente cual es la manera de conseguir buenas fotos de todos los peces, y desde luego que no es muy agradable para ellos...

PD: Qué peso le echáis?






miércoles, 22 de mayo de 2013

100.000 visitas!

Una captura muy especial para mí, Lubina de talla a mosca!
Hace poco este blog ha superado el umbral de las 100.000 visitas! Nunca pensé que en sólo un año y medio se pudiese captar la atención de tanta gente, y estoy orgulloso de ello. Sobretodo me complace seguir conociendo a personas que dicen haber aprendido o haber empezado a soltar peces gracias a este espacio.

Bien es cierto que estos últimos meses he ''abandonado'' bastante este espacio por motivos de tiempo y motivación, pues aprovecho esta entrada para excusarme. También es verdad que me he dedicado mucho a la pesca a mosca este último año, modalidad que me tiene enganchado y que me ha dado algunas de las mejores capturas de mi vida, pero en breve volveré a la carga con nuevos artículos y algunas fotos sugerentes.

Y como no podía ser de otra forma, la imagen que mejor ilustra el recorrido del blog es la suelta de una Lubina, la especie que para mí es el símbolo número uno del Captura y Suelta en el mar, seguida del palometón. Y aprovecho también para recordar que este blog no trata sólo de Captura y Suelta y mucho menos trata de criminalizar a nadie, lo he dicho otras veces y me reitero: por mucho que algunos me quieran ver como un radical del captura y suelta, no lo soy. Como todos, me he llevado peces a casa, los disfruté en la mesa y los seguiré disfrutando ocasionalmente, y más de una vez me llevé más peces de los que debiera, y por eso respeto y entiendo perfectamente a los pescadores que se llevan una lubina a casa para comer. No es ningún pecado y no les voy a pedir que dejen de hacerlo. Sólo intentaré seguir dando a conocer mi punto de vista, que todos los peces NO son iguales, que no es lo mismo llevarse una Lubina, cuyas poblaciones están al borde del colapso, que un bonito, caballa o un par de jureles, especies de crecimiento rápido que se recuperan muy rápido con una gestión lógica de la pesca profesional. Por supuesto no me pidáis que sienta la misma admiración por el pescador que se lo lleva todo a casa, respetando las leyes, que al que hace el esfuerzo moral de soltar una gran lubina, una gran serviola o un gran palometón, de igual modo que no es lo mismo pescar un gran pez a mosca desde costa y soltarlo, que sacarlo al curricán con cebo vivo y matarlo. No tiene el mismo encanto, pero esto ya son temas más deportivos y filosóficos que van con cada persona.








Lo dicho, un saludo a todos y muchas gracias por leer!


Miguel Angel


miércoles, 20 de marzo de 2013

Un hilo de esperanza para Tiburones y Mantas



Me hago eco de una noticia histórica en el mundo de la conservación de las especies marinas. Después de muchos años de lucha activa y de muchas presiones de la comunidad científica y diversas entidades ecologistas, se han incluido 7 especies amenazadas de Tiburones y Mantas raya en el CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).  Como muchos sabréis, el comercio chino de aletas de tiburón y agallas de manta ha llevado al borde del colapso a decenas de especies debido a la desmedida captura de millones de ejemplares a los que se les cortan las aletas y se los arroja por la borda, aún con vida....Os dejo aquí todos los detalles: 

El pasado 11 de marzo se hizo historia en Bangkok, cuando las partes contratantes de CITES han votado para proteger cinco especies de tiburones y dos de rayas dentro del Apéndice II. Las siete especies son: jaquetón oceánico (Carcharhinus longimanus), cailón (Lamna nasus), tiburón martillo (Sphyrna lewini), cornuda gigante (S. mokarran), cornuda cruz (S. zygaena), manta raya oceánica (Manta birostris) y manta raya de arrecife(M. alfredi).
Todas ellas se consideran amenazadas por el comercio internacional: los tiburones por sus aletas y las manta rayas por sus agallas, utilizadas en la medicina tradicional china. La protección de CITES es un importante complemento a las medidas de gestión pesquera, que no han conseguido asegurar la supervivencia de estas especies.



Finalmente, estas cinco especies amenazadas de tiburones y dos de mantas rayas se han incorporado al Apéndice II de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). Después de varios días de suspense tras la aprobación inicial  de la inclusión el lunes, la sesión plenaria de la 16ª Conferencia de las Partes celebrada en Bangkok ha confirmado la protección. Como se esperaba, China y Japón trataron de reabrir el debate, pero sus intentos fueron derrotados.
Es difícil transmitir lo importante que es este resultado para la conservación de los elasmobranquios: ¡todavía no podemos creer que por fin haya ocurrido! Tras años de intensos esfuerzos por parte de los conservacionistas, CITES va a desempeñar su papel en la regulación del comercio de aletas de tiburones fuertemente amenazados, como los martillo y los cailones.
Por una parte, celebramos este gran logro. Pero por otra, no hay ningún motivo de celebración, ya que la inclusión en CITES suele ser señal de fracaso en regular la explotación de la vida silvestre. Las siete especies de elasmobranquios añadidas al Apéndice II están ahí porque han sufrido un declive significativo por causa del comercio internacional y la gestión pesquera ha sido insuficiente para asegurar su sostenibilidad.
La inclusión en CITES es solo un primer paso hacia la regulación comercial: ahora comienza la complicadísima tarea de la puesta en práctica. Los países tienen 18 meses para establecer procesos de seguimiento y cumplimiento, asegurar que pueden identificar las especies listadas en las transacciones comerciales y determinar si las exportaciones se pueden considerar perjudiciales o no y, por ende, permitirse. Como hemos visto con el pez sierra de agua dulce (Pristis microdon), que en esta reunión ha subido del Apéndice II al I (prohibición comercial), la regulación del comercio no garantiza la recuperación de la población.
Con todo,  la inclusión en CITES no exime de responsabilidad a las autoridades pesqueras nacionales e internacionales en la gestión de los elasmobranquios. En todo caso, representa un mayor estímulo para hacer seguimiento, evaluar y regular la captura de estas especies, así como las de otros muchos tiburones y rayas amenazados cuyo comercio continúa sin regularse.

fuente:
Allison Perry
Oceana

martes, 26 de febrero de 2013

Un documental impresionante




No quiero dejar pasar la oportunidad de compartir este impactante vídeo que muestra como la basura que tiramos al mar puede llegar a sitios recónditos y paradisíacos, causando un enorme daño a la fauna, en este caso concretamente una especie de Albatross (Phoebastria immutabilis)

Se trata sólo de un tráiler de la película Midway, vale la pena verla si tenéis tiempo, porque de verdad remueve conciencias. Aunque cada vez hay más cultura en tema medioambiental, todavía es fácil encontrar ''gente'' relacionada con el mar que tira su basura a él, todavía encontramos a menudo los pesqueros llenos de plásticos, latas, paquetes de cigarrillos y las omnipresentes colillas...además de las cajas vacías de gusanos y los trozos le hilo.

Pensemos todos en este vídeo antes de tener la tentación de tirar algo por la borda o dejarlo en las rocas o espigón de turno.

martes, 15 de enero de 2013

Sargos...los peces más listos?



Creo que a día de hoy, todo el mundo sabe que los peces aprenden. Por mucho que nos digan que los peces tan sólo tienen 2 segundos de memoria, lo cierto es que la dificultad de su captura depende casi exclusivamente de la presión de pesca del lugar. Pasa en todas partes del mundo y con todas las especies,  en aguas continentales y por supuesto en el mar. Y por ello todos soñamos alguna vez, en lanzar un popper en un lugar vírgen en donde el primer pez que lo vea, lo va atacar sea cual sea el color, el grosor del bajo, el tipo de movimiento o la hora del día. Pero no todos los peces aprenden igual de rápido! Y entonces cual es el pez más listo del mediterráneo?

Muchas veces he oído que los peces más ‘inteligentes’ o más difíciles de engañar son las Lubinas, y para algunos los palometones…peces que cuando van ‘picados’ se vuelven realmente reacios a morder señuelos en contra de otras especies más ubicuas que no tienen ni mucho menos fama de peces astutos, difíciles o fallones. Sin embargo la experiencia en el spinning ultraligero me ha demostrado que hay muchas especies bastante más listas que las Lubinas, especies que aprenden muy rápido a identificar cualquier aparejo humano y que son sensibles a la mínima presión de pesca.


Yo entre todas las especies me quedo con el Sargo. Sí sí! El Sargo (Diplodus sargus)! Supongo que esto puede extrañar a mucha gente, pues la fama de la Lubina, de astuta y resabiada, es por todos conocida. Sin embargo, la Lubina es un pez oportunista y un depredador voraz que no hace ascos a un buen bocado, bien presentado en el momento adecuado. En un momento dado, incluso la lubina portuaria más resabiada se puede comer una sardina atada a una cuerda de barco (vamos, un nylon del 0.70 que usan por aquí algunos) y por supuesto sigue siendo posible capturarla con señuelos artificiales típicos y míticos como los minnow.

Pero el Sargo en cambio, es otra historia! Este astuto pez pasa de ser tremendamente agresivo con los señuelos en sitios muy salvajes y poco pescados, a ser prácticamente imposible de pescar con señuelos en zonas con mucha presión. He llegado a observar como en algunos pesqueros muy buenos en sargos, a lo largo de los años y con tan sólo mi propia presión de pesca (zonas donde no he coincidido jamás con un spinner al no ser buenas para la lubina), las capturas y las picadas descendían de manera brutal. Y es ahí cuando interviene la experiencia y la precisión del pescador y cuando la pesca de este pez se torna en apasionante.

Y puede haber alguien que piense que sencillamente, el sargo come cosas distintas en lugares distintos y de ahí esta diferencia de agresividad con los señuelos. Pero en días pasados, hará ya 6 años probando zonas nuevas bastante inaccesibles, recuerdo sacar hasta 12 grandes sargos en una mañana, algunos superando el kg de peso y los 40 cm de longitud con minnows, vinilos y casi cualquier señuelo de hasta 12 cm, y bajos del 0.30-0.40. En ese mismo lugar hoy día se pueden ver comer los sargos agresivamente en la espuma, y para conseguir una captura necesitas usar líneas y bajos finísimos del 0.12-0.18 y señuelos pequeños super realistas, y aún insistiendo mucho más las capturas son siempre menos numerosas.

La conclusión que saco de todo esto, es que el sargo en tallas grandes es un agresivo depredador que aprende muy rápido y se vuelve muy difícil de pescar con una mínima presión de pesca. A partir de estas reflexiones podéis comentar lo que os parezca, que seguro tendréis otros puntos de vista, y ojo! Nada de lo que he dicho quita que un día determinado puedas capturar un gran sargo en cualquier sitio con cualquier señuelo, pero siempre será algo excepcional. 





lunes, 7 de enero de 2013

No es oro todo lo que reluce...


Cualquier pescador se quedaría asombrado al contemplar en directo la belleza de este impresionante macho de Trucha (Salmo trutta fario) pescada en un río Mediterráneo, y yo no fui una excepción. Sin embargo, fuera de los círculos fly fishing, muchos desconocen que esta librea tan llamativa y variada responde a la contaminación genética causada por ejemplares de repoblaciones, criados en piscifactorías y de procedencia a veces incierta. En todo caso se aproximan mucho más al linaje atlántico que al mediterráneo al que se debieran parecer y del que distan demasiado.

Pero, son truchas de río al fin y al cabo, no? Qué más da? Además son más grandes y bonitas. Sí, por suerte la especie incluso la subespecie es la misma, y cumplen realmente la misma función ecológica...pero hay un problema! Y volvemos otra vez a un término recurrente: Biodiversidad.

Quiero decir, que la biodiversidad no existe sólo a nivel de especie! Imaginemos una analogía con el ser humano: consideraríamos aceptable un humano, homo sapiens sapiens, donde desaparecieran todas las razas excepto la caucásica y todos fuésemos iguales? Se habría perdido una enorme variabilidad genética y en el caso de los Africanos, la genética más antigua y cercana a nuestros antepasados. Podríamos decir que el hombre se habría extinguido parcialmente, se habría desvirtuado, habría perdido gran parte de su genética. Porque la genética es patrimonio de una población no de un individuo o un pequeño grupo de ellos.


Un bellísimo ejemplar cuya genética proviene de individuos domesticados de linaje atlántico, posiblemente hibridada. El resultado es espectacularmente bello, pero genéticamente muy pobre.
De igual modo, la Península Ibérica es una región geográfica tremendamente diversa en genética de Truchas y se la considera un punto caliente de la biodiversidad de esta especie en todo el continente. Las truchas de las cuencas Ibéricas tienen una gran variabilidad genética y un valor incalculable porque son muy antiguas y han servido de refugio a la fauna europea durante las glaciaciones pleistocenas, que no llegaron a extinguirlas de la Península Ibérica y sí de gran parte de la Europa continental dónde volvieron a partir de muy pocos ejemplares y por tanto todos ellos comparten una genética muy próxima y poco diversa.

Los científicos llevan denunciando desde hace muchos años que esta variabilidad no solo está amenazada por el cambio climático sino porque a lo largo de los años se han repoblado los ríos españoles con truchas de otras procedencias genéticamente distintas a las nuestras. Así que hoy día hay una gran contaminación de genes alóctonos en las poblaciones nativas de truchas ya que históricamente se han importado huevos de piscifactorías europeas en vez de desarrollar aquí las líneas puras específicas de cada cuenca para salvaguardar la genética endémica de cada cuenca y evitar la contaminación.


En el caso de la trucha, la variabilidad en el diseño y color del cuerpo no implica una buena calidad genética
Para corroborar cito textualmente un texto científico:

“Hay gran variación de coloración entre las poblaciones ibéricas. Generalmente las poblaciones cantábricas son más oscuras. La talla difiere entre poblaciones de ríos de las cuencas del Tajo y Duero (Nicola y Almodóvar, 2002). Hay cinco linajes mitocondriales cuyo origen tuvo lugar durante las glaciaciones del Pleistoceno. Uno de ellos se ha denominado Atlántico, que engloba todas las poblaciones de esta cuenca incluyendo además las poblaciones del Atlas (Marruecos). Otro se denomina Danubio, que incluye las poblaciones de las cuencas de los mares Negro, Caspio, Aral y golfo Pérsico. En la cuenca del Mediterráneo hay tres linajes, uno asociado con la cuenca del Adriático, que se denomina marmoratus; otro, denominado Mediterráneo, asociado predominantemente con poblaciones de ríos que vierten en las regiones occidentales de la cuenca. Un tercero, denominado Adriático, asociado sobre todo con poblaciones orientales de la cuenca del Mediterráneo (Bernatchez, 2001).

Las truchas de las cuencas del Tajo, Duero y cuencas cantábricas comparten un haplotipo, indicando una relación histórica entre las cuencas atlánticas. Las poblaciones mediterráneas comparten un haplotipo excepto la cuenca del Segura, que comparte un haplotipo mediterráneo y otro meridional, este último presente en el sur peninsular (Machordon et al., 2000).”

Y aquí una imagen prestada, con la descripción del autor:

Figura 4. Plasticidad fenotípica de la trucha común (Salmo trutta). a) Trucha autóctona aragonesa de origen mediterráneo (ME-1) que posee multitud de pintas pequeñas negras y rojas rodeadas por un halo blanquecino y, además, dispone de cuatro franjas oscuras que la cruzan. b) Trucha autóctona de origen mediterráneo (ME-2) parecida a la anterior que, hasta la fecha, no ha sido aislada en pureza en ningún río de esta Comunidad Autónoma. c) Trucha domesticada de origen atlántico (AT-3) que se utiliza en los programas de repoblación en la que destaca un menor número de pintas, siendo éstas ovaladas y de mayor tamaño. d) Trucha autóctona de origen atlántico (AT-1) aislada en un refugio del nacimiento del río Tajo (Comarca de Albarracín, Teruel) donde su patrón morfológico se ajusta al de las truchas atlánticas pero, a su vez, se pueden apreciar las franjas que caracterizan a nuestras poblaciones ibéricas. Fuente: Información facilitada por el Sr. José Maria Blasco de Centro de Investigación Agroalimentaria de Aragón.

Añadiré que el linaje Atlántico es mucho más moderno que el Mediterráneo ya que se formó después de la última glaciación y que curiosamente, la genética de Salmo trutta fario más antigua de toda Europa habita cerca de mi casa, en Catalunya y más concretamente en el rio Rigart, un pequeño afluente del Freser (según estudio reciente realizado por la Universitat de Girona)

Así pues, en los ríos Mediterráneos no deberíamos tener ejemplares de morfotipo atlántico y dudosa genética (abundan los híbridos de muchas cuencas diferentes) como los que ilustro en mis fotografías. Y ello representa una de las principales amenazas para nuestras truchas autóctonas, amenazas que voy a citar a continuación para los más curiosos.

Factores de amenaza

Doadrio (2002) cita como factores de amenaza sobre la especie a:

-La introgresión genética procedente de ejemplares de repoblación (Blanco et al., 1998; Cagigas et al., 1999; García-Marín et al., 1999; Machordom et al., 1999; Almodóvar et al., 2001). Las truchas procedentes de piscifactoría tienen escasa viabilidad en ríos; en una muestra de ríos del noroeste ibérico solamente 4 de 197 individuos procedían de reproducción en cautividad y la introgresión genética era baja mientras que en embalses se detectó mayor introgresión (Martínez et al., 1993). Se ha observado mayor persistencia de truchas nativas que de piscifactoría en zonas sometidas a pesca, lo que sugiere que la suelta de peces procedentes de piscifactoría es un método poco efectivo para la viabilidad de poblaciones (García-Marín et al., 1998). La suelta de ejemplares de piscifactoría puede incrementar las tasas de hibridación con salmones (Castillo et al., 2008).

-La pesca deportiva (Almodóvar y Nicola, 1998). La pesca tiene efectos sobre la estructura de poblaciones, según se ha observado en ríos de Asturias, disminuyendo la diversidad de edades, la esperanza de vida y la proporción de individuos por encima del límite legal de talla mínima (Braña et al., 1992).

-La introducción de especies invasoras de peces ictiófagos como el lucio (Esox lucius).

Un Lucio que me sorprendió mientras pescaba truchas en un buen tramo truchero de corrientes
-La alteración del hábitat fluvial por obras hidráulicas. La modificación del régimen hidrológico producida por la explotación de embalses de regadío y de generación hidroeléctrica reduce la disponibilidad de hábitat de condiciones físicas idóneas para la especie (García de Jalón et al., 1988a, 1988b, 1996; Almodóvar y Nicola, 1999) y afecta a la dinámica de las poblaciones de esta especie al alterar las condiciones hidráulicas de los frezaderos durante el período de incubación de los huevos y desarrollo de las larvas (Liebig et al., 1999; Alonso et al., 2008). La regulación del régimen de caudales transforma el régimen de avenidas y estiajes atenuando la ventaja competitiva de las especies reófilas en favor de especies generalistas mejor adaptadas a tramos o ríos de aguas lentas (García de Jalón et al., 1992). Después de la regulación, en el río Hoz Seca (cuenca del Tajo), la densidad y biomasa disminuyeron río abajo el 50% y el 43% respectivamente. También se produjeron cambios en la estructura de edades por la disminución de juveniles (Almodóvar y Nicola, 1999).



Y no quiero ser alarmista, pero creo que a ningún aficionado a la pesca de salmónidos se le debería pasar el leer y reflexionar sobre estas cuestiones porque al final, el futuro de una especie depende de ello, y sobre todo depende de nosotros que toda esa belleza y variedad que la naturaleza ha tardado miles de años en modelar para nuestro disfrute, no se extinga y dé paso a la mediocridad del ‘lo mismo en todas partes.’