martes, 27 de noviembre de 2012

Cuidado con las truchas!


Ésta es la última Trucha grande que tuve en mis manos, de unos 60 cm, capturada con un minnow con un solo anzuelo simple pequeño y con la muerte chafada. Estaba solo, así que decidí no retenerla para hacer la típica foto con el pez, y simplemente disparé un par de instantáneas mientras venía hacia mí para luego, sin siquiera sacarla del agua un segundo, desanzuelarla y dejarla libre rápidamente evitando al máximo causarle estrés.

Y es que hay zonas que uno frecuenta dónde hay bonitas truchas y las ha habido desde siempre que corren más peligro del que desearíamos. Ya sea por que se ha popularizado su pesca a spinning en los últimos tiempos, o por el asedio de los piratas del este, cada vez cuesta más encontrar esos grandes ejemplares que años atrás tenía perfectamente localizados y que cuidaba como un tesoro.

Lo cierto es que no es raro encontrar ejemplares muertos en la riba del río y no me extraña en absoluto sabiendo lo sensible de estos salmónidos y conociendo las ''técnicas'' de pesca y de  manipulación que usan muchos spinners que luego con buena voluntad las devuelven al río con muy pocas garantías de supervivencia. De hecho, hablo por experiencia, pues he pescado truchas a spinning y mosca desde pequeño y yo mismo he cometido errores que han acabado con la muerte de algún ejemplar. De hecho no conozco nadie que pesque a spinning salmónidos y no haya matado alguno involuntariamente...

Pes bien, sin querer ser un experto en la materia (ni mucho menos) me gustaría dar algunos consejos a aquellos que se han aficionado hace poco a esta família tan delicada. Aquellos pescadores a mosca expertos (que aquí hay bastantes) o spinners muy experimentados con salmónidos, omitan estas obviedades:

- Usar siempre anzuelos simples, a poder ser, sin muerte. Y en el caso de los minnow, evitar incluso el anzuelo de cola. Los triples dañan con mucha facilidad la delicada boca de estos peces, producen desgarros y hemorragias graves. Además, hay que recordar que legalmente, usar triples y anzuelos con muerte es ilegal en la mayoría de tramos libres de río.

- No usar nunca boga grip de ningún tipo ni mucho menos colgar el pez estilo ''salchichón''

- No meter nunca las manos en las agallas del pez.

- No tocar nunca el pez con las manos secas.

- A ser posible, usar un buen salabre de mano, como los que se usan para pesca a mosca. Ayuda mucho en la manipulación de esos peces.

- No sacar el pez del agua nunca. Desanzuelar dentro del salabre. En caso de querer una foto de recuerdo, es casi imprescindible un compañero que esté preparado, sacar la trucha del agua bien sujeta y mantenerla fuera el menor tiempo posible para tomar la fotografía.

- No reanimar el pez con movimientos de adelante-atrás. Dejarlo encarado con la corriente y él solo se recuperará.


Hay que tener muy en cuenta que no todos los peces son iguales, no todos tienen la misma resistencia a la manipulación. Por mucho que coexistan en el mismo hábitat, por ejemplo los Barbos, estos son infinitamente más resistentes que las truchas. Aunque parezca una obviedad, no está de más recordarla, así como tampoco está de más recordar que no es ético comprometer la vida de uno de estos fantásticos animales por el simple hecho de conseguir una gran fotografía.

Sobre esto enlazo un fantástico artículo que leí hace tiempo, titulado: Cuando el ego mata. Aquí tenéis en enlace:










2 comentarios:

  1. Molt bon article el que has penjat. El més complet q he llegit mai.
    Salut

    Santi

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que los salmónidos son más delicados en el aspecto de ser manipulados, pero no siempre se puede liberar con el mimo y respeto que merece, ya sea por el lugar en el que pescamos, etc.

    Saludos

    ResponderEliminar