lunes, 21 de mayo de 2012

Espetones: especies y C&R!

  Gran ejemplar de S.viridensis capturado en una lluviosa noche de primavera

Hola amigos! Hoy vamos a hablar del Espetón de ''roca'' (Sphyraena viridensis) o Yellow mouth barracuda, aprovechando que hace unos días tuve un buen encontronazo con ellos.

Para empezar, voy a hacer una pequeña aclaración sobre la identificación de esta especie, muy similar en tamaños contenidos con su hermano pequeño, el Espetón de ''arena'' (Sphyraena sphyraena), y que numerosas veces he visto mal identificado, incluso en publicaciones de revistas y libros de fauna!

 Aquí mi amigo Juan con un ejemplar de Sphyraena sphyraena típico.

Decir, que ambas especies sólo pueden confundirse en tallas pequeñas (menos de 50 cm) ya que en tallas grandes, S.viridensis, que es la especie más común del Mediterráneo, tiene esa librea a rayas negras tan característica, ausente en S.sphyraena. 

El tamaño es bastante buen indicador de la especie con la que estamos tratando, teniendo en cuenta que S.viridensis puede alcanzar la friolera de 1,2 metros y más de 10 kg de peso, aunque las tallas más habituales serán de unos 60-80 cm entre 1 y 2.5 kg, dándose de vez en cuando ejemplares de alrededor de 1 metro de longitud y y 4-5 kg. Mientras que S.sphyraena rara vez supera los 70 cm y habitualmente ronda los 40-50 cm.


Aunque en ocasiones se pueden encontrar las dos especies en el mismo lugar, habitualmente asociaremos a S.viridensis a zonas de roca, acantilados marinos, promontorios rocosos submarinos etc. mientras que S.sphyraena la encontraremos en arenales y sobretodo en las inmediaciones de salidas de agua dulce (deltas y estuarios de ríos).

El mejor carácter para distinguir a las dos especies es la presencia o no de escamas pequeñas en el Pre-opérculo.

S.sphyraena tiene escamas en todo el Pre-opérculo, mientras que S.viridensis, tal como se ve en la foto de la izquierda, tiene una zona sin escamas muy característica y fácil de encontrar.

Además de eso, S.sphyraena suele tener el morro algo más alargado, con la mandíbula inferior más prominente, además de ser algo más delgado en promedio que su hermano mayor, lo que le confiere un aspecto más de Lanzón (esos peces que se entierran en la arena! llamado ''Sonso'' en Catalunya).

Como por mi zona solo suelen haber Espetones de ''Roca'', pongo algunas fotos de sitios donde suelen salir:

Espigones de playas


Puntas de roca con mucha profundidad


Interior de puertos pesqueros



También los he pescado en desembocaduras de ríos, canales, playas y en zonas de roca muy poco profundas. Un pez sin duda muy interesante dada su tremenda capacidad de adaptación a diferentes hábitat marinos y que sorprende con luchas pésimas de grandes ejemplares portuarios, y con tremendas carreras y luchas épicas de ejemplares medianos en puntas de roca en zonas de mucha corriente.

No voy a explicar como se pescan, ya que no tienen demasiado misterio...atacan casi cualquier cosa si es que tienen hambre, en caso contrario no atacarán nada, ni siquiera un pez herido, pero sí voy a decir que son peces muy delicados y sensibles a la manipulación, pierden rápidamente su mucosa protectora y aguantan muy poco vivos fuera del agua, por lo que de querer devolverlos al mar con garantías debemos ser extremadamente rápidos.

Lo ideal es sujetarlos con un buen grip de mango largo y desanzuelarlos con unos alicates de calidad, de un golpe seco y sin retorcer los anzuelos, ya que se desgarran con facilidad. Es casi imprescindible reanimarlos correctamente, pues con sus espasmóticas carreras quedan extenuados.


Espero que os haya ayudado a despejar algunas dudas sobre este animal tan interesante, todo un clásico del spinning en el Mediterráneo!









viernes, 11 de mayo de 2012

Truchas arcoíris, hasta más ver!



Volvemos a hablar de especies, en este caso de otra invasora, la Trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss). Sin duda una especie mucho menos problemática y más sensible a la desaparición que el Bass, el Lucio y el Siluro entre otras, y por ello su ''repoblación'' ha sido tolerada hasta hace poco por las autoridades en muchos cotos intensivos a pesar de las críticas de la comunidad científica (para variar).

Debido a su potencial invasor o la susceptibilidad de convertirse en una amenaza grave por competir con las especies autóctonas, alterar su pureza genética o los equilibrios ecológicos, esta especie ha sido incluida en el Listado Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural en todo el territorio nacional y en las zonas marinas jurisidccionales, excepto mediante autorización administrativa en recintos aislados del medio natural vinculados a la actividad humana (Wk).

Desde luego, se trata de un animal muy deportivo, mucho más fuerte y combativo que nuestra Trucha autóctona, además de más voraz y agresivo, lo que le ha valido el pasaporte a ríos de todo el Mundo.

Como ya he dicho antes, se trata de un invasor poco problemático, ya que no le es sencillo reproducirse con éxito en libertad y acostumbra a desaparecer rápidamente fuera de los cotos. De hecho, una vez prohibida su suelta, tiene los días contados en nuestras aguas, donde acabará por desaparecer en un futuro próximo.

Para más inri, los furtivos (dígase los amigos del este...) acelerarán su declive, y le ahorrarán el trabajo a la madre naturaleza, así que guardemos un buen recuerdo de ellas para cuando ya no estén, y el que quiera pescarlas, pues a cruzar el charco! Estoy seguro de que pescar ejemplares como el de la foto inferior, a mosca y en un hermoso y salvaje río de Estados Unidos ha de ser mucho más bonito que en uno de nuestros cotos intensivos.