lunes, 30 de enero de 2012

Planificar o morir...a dónde voy mañana?



Una de las preguntas que más quebraderos de cabeza me ha dado, y me sigue dando al llegar el viernes es: a donde voy mañana? En especial en un fin de semana lluvioso y frío como este. Supongo que no es nada nuevo, todo el mundo se hace esta cuestión contínuamente...pero no por ello es menos importante. En especial en invierno, la planificación cobra tal importancia, que los resultados entre quienes le dedican tiempo y quienes no, pueden ser abismales.

Ya he dicho alguna vez, que el invierno es mi momento preferido para pescar, sobretodo por la menor presión a la que se someten los pesqueros, pero también porque es cuando se acercan a la orilla muchas especies a las que no tenemos acceso la mayor parte del año. La cruz de la moneda, es que aunque estos peces están, hay pocos y mucho mar, por lo que son difíciles de localizar, y para lograrlo sin pegarnos unas cuantas porras tendremos que hacer gala de nuestros mejores conocimientos sobre biogeografia, vientos, mareas, períodos de actividad, costumbres de las especies...etc.



Cualquiera puede ir siempre al mismo pesquero, uno muy bueno en el que sabe que se dan buenas capturas, y al cabo de unas cuantas porras acabar teniendo un buen día y disfrutar de lo lindo. Esto funciona bien si vivimos cerca del mar y tenemos tiempo...pero si como yo, vivís a  50 km o más de vuestros pesqueros favoritos y solo os podéis permitir visitarlos una vez a la semana...o cada dos semanas, cualquier esfuerzo por optimizar las salidas es poco, y  lograr mediante estudio y análisis de muchas variables, dar con los peces en cada salida puede ser muy gratificante además de rentable.


Como siempre digo, la cabeza pesca más que las manos...y un bonito regalito de despedida, una hembra y un juvenil de Delfín mular (Tursiops truncatus) cerquita de la orilla.
 
Hasta pronto!

sábado, 28 de enero de 2012

Comentarios anónimos habilitados

A raíz de recibir algunas peticiones, he decidido habilitar los comentarios anónimos. Espero que sirva para que más gente se anime a participar del blog, especialmente en temas de actualidad o denuncia como el de la entrada anterior.

un saludo y gracias por leer,

Miguel Angel

viernes, 27 de enero de 2012

Que drama...

 

Un día cualquiera en una pescadería de barrio que trae el pescado directamente de uno de mis pesqueros más habituales. No quepo en mi asombro cada vez que visito este cementerio, sobretodo asombra ver como se incumple flagrantemente toda ley de tallas mínimas habida y por haber en relación a la pesca profesional. Un pequeño resumen de lo que he visto y fotografiado en un solo día:


Dos cajas de doradas salvajes, ninguna da la talla y algunas menos de 7 cm... al módico precio de 2,90 euros el kilo. Y un montón de cajas de jureles de 5 - 8 cm, a 2,90 también!


Una corvina de palmo revuelta entre doraditas, también a 2.90 el kilo. Sí, corvina (Argyrosomus regius), ese pez casi extinto en Cataluña, del que en tiempos de nuestros abuelos habían ejemplares de 40 kilos delante de las desembocaduras y ahora solo quedan pequeños ejemplares como este que se capturan de forma excepcional.

Un par de cajas de lubinas salvajes de 10-15 cm, algunas de menos de 10cm...


Y el remate del tomate, dos cajas de ''chanquetes'' es decir, un amasijo de microalevines totalmente prohibido y perseguido por la ley desde hace muchos años.
Todo esto, un día cualquiera en la pescadería de mi barrio...Por supuesto he denunciado este hecho varias veces ya pero sin ningún resultado a la vista de los acontecimientos. 

Sin duda el invierno es un momento terrible para los peces, ya que la mayoría se agrupa en grandes bancos para pasar los meses fríos y son así presa fácil de los grandes barcos de pesca armados con las sondas más modernas, cuya eficiencia sobrepasa los límites de carga de la naturaleza. Son ya típicas en invierno, las matanzas de grandes bancos de doradas enormes, de bancos de pequeñas serviolas, de lubinas etc. 

Para más inri, cuando se captura un gran banco de doradas por ejemplo, pasa que estas bajan de precio brutalmente, con lo cual su sacrificio al final no sirve ni para mantener a esas familias que dependen de la pesca. Tal cosa ha pasado hace poco en la lonja de Blanes, donde un buen amigo me comentó que vendían doradas salvajes de 2-4 kg a un precio de risa, que ni sabían que hacer con ellas de tantas ke habían sacado. Para muestra este famoso vídeo de una pesquera de 9.000 kilos de grandes doradas, por si alguien todavía no lo había visto:

 
Un poco de vigilancia y mano dura no iría nada mal a todos esos que se han hecho de oro haciendo matanzas con su barquito. Tengo un par de conocidos patrones de pesca en los dos puertos más importantes de la Costa Brava, que me han reconocido auténticas barbaridades, me han asegurado que nadie respeta la ley y que la mayoría hacen todo lo posible por arrasar con lo que pueden para llenarse los bolsillos, sabiendo que pronto no quedará nada y se tendrán que retirar, en una especie de carrera de ''a ver quién saca el último'' y como no, mil truquillos para superar los pocos controles que se hacen, para tirar más metros de redes, más anzuelos de palangre, vender tallas ilegales, usar métodos prohibidos...etc

Para que os hagáis una idea: uno de mis conocidos es pescador artesanal, tiene un ''barquito'' con un solo tripulante y se dedica al trasmallo y el palangre. El año pasado me dijo que vendió 120.000 euros de pescado, siendo el peor año de la historia y con los pesqueros como están...El otro conocido, es pescador retirado, del mejor caladero de la Costa Brava. Me aseguró que hace 20 años  calaban el palangre y sacaban meros y chernas de 30 kilos, rascacios gigantes, pargos de 6 kg, besugos de 3 y 4 kg...había quién, sin estudios ni formación, solo pescando al palangre con un barco pequeño, se había pagado una casa en un año! Ese mismo que sigue arrasando el mar con gasoil subvencionado...


Este es un blog de pesca y tampoco quiero hacer planteamientos radicalistas, pero el futuro de nuestra afición depende en gran parte de nuestro comportamiento. Cada vez somos más bocas que alimentar, y más gente pescando en el mar, si no empezamos a cambiar de mentalidad, ejercer un consumo responsable y tener un comportamiento respetuoso y coherente con el medio, en pocos años vamos a acabar con absolutamente todo. 

Y no es cuestión de volverse un activista, un radical del Captura y Suelta o un vegetariano, simplemente tener presente de donde viene lo que vamos a consumir, pensar y decidir con criterio que es lo que no debemos comprar.

Yo hace mucho que no voy a la pescadería, y tu?


lunes, 23 de enero de 2012

Rockfishing de invierno


Estos días soleados de invierno, con dominio del anticiclón y aguas cristalinas, son otro de los mejores momentos del año para dedicarnos en cuerpo y alma a la pesca ultralight. Usando  el ligero equipo de Rockfishing, líneas ultrafinas y pequeños señuelos como vinilos, minnows o jigs, y siempre a base de batir mucho terreno para encontrar los escasos peces, se pueden conseguir pequeñas grandes capturas que pueden llegar a poner los pelos de punta. Como en mi última salida, donde una descomunal Salpa (Sarpa salpa) de 44 cm me sorprendió en una pequeña rompiente con dos carreras de lo más espectacular y una lucha de más de 5 minutos. En zonas de roca, los peces más deseados seran siempre los sargos, que en los meses fríos atacan mejor los artificiales, en todo caso bien presentados.

Aunque cada vez más difícil, y siempre en forma de grata sorpresa, pueden aparecer grandes hembras de lubina que pululan por las orillas rocosas y las calas buscando buenos lugares para desovar. Sin duda ayudadas por las finas líneas usadas y los apetitosos señuelos, pueden morder aún con mar plana y el sol alto...y plantar una lucha impresionante que poco tiene que ver con la que ofrecen con un equipo de spinning convencional. Una buena muestra de ello es esta hermosísima loba:
 

Y no me voy a olvidar de mis queridas obladas locas. Seguramente habría dejado ya la pesca si no fuera por ellas y sus frenéticos ataques a todo lo que se mueve. En invierno se convierten en las protagonistas de la mayoría de salidas de pesca. En la foto, una oblada mediana que ante mi asombro, se tragó entero un vinilo de 12 cm:


Y qué sería del invierno sin sorpresas? Muchas especies se acercan a la costa más que nunca en invierno, algunas para reproducirse, otras para buscar alimento...y por tanto, es un gran momento para llevarse sorpresas extrañas. Una de ellas, un buen Pulpo (Octopus vulgaris) que ''no se como'' se enganchó a un grub plomado de 7 cm.
Como es costumbre, Captura y Suelta con todo, pulpo incluido!



Hasta la próxima y recordad, CyS si queremos seguir pescando en el futuro.




miércoles, 18 de enero de 2012

Jig-casting ... vale la pena?

Chopa (Spondyliosoma cantharus) capturada con un jig Maria Mucho Lucir de 35 gr.

Sin duda, el jig-casting es la modalidad de spinning que más he visto practicar en mi vida, se puso de moda hace un tiempo y se ha usado indiscriminadamente desde costa y embarcación, y sin embargo, pese haber leído multitud de artículos que hablaban maravillas sobre los jigs de metal, ahora tengo muy claro que para mi son de los peores señuelos que existen.

Por supuesto, después de muchísimas horas de uso, he obtenido buenas capturas con ellos, sin embargo, he comprobado en multitud de ocasiones, que cualquier otro señuelo funciona mucho mejor.

Si alguna virtud tienen, es que permiten alcanzar distancias imposibles para cualquier otro señuelo (más de 100 metros con una buena caña y carrete), y alcanzar pajareras que de otra manera, estarían fuera de nuestro alcance. Sin embargo, esas situaciones son puntuales y la mayor parte del tiempo lo pasamos batiendo zonas cercanas a la orilla, rompientes y demás.

La otra gran virtud que encontramos en estos señuelos es que debido a su elevado peso, profundizan rápidamente en pesqueros hondos, lo cual nos permite batir mucha agua en poco tiempo. Otra vez me veo obligado a decir que la experiencia me ha demostrado que la mayor parte de los señuelos que he podido probar, se muestran más efectivos que los jigs convencionales. La verdad es que me he llegado a plantear el porqué son tan efectivos pescando desde embarcación...y solo se me acude que en mar abierto, con profundidades ya mucho más elevadas y fuertes corrientes, simplemente son los únicos señuelos que permiten pescar más tiempo cerca del fondo y solo por eso dan más capturas.

Bonito (Sarda sarda) pescado desde costa con un jig Hart Bony de 40 gr.

El otro punto oscuro del jig-casting desde costa, es su utilización. Da la impresión de ser un señuelo con tanta libertad de movimiento que suele ser difícil elegir cómo moverlo y cada uno tiene su ''método'' más o menos resultón. Al final lo mejor parece ser una recogida constante y rápida dando tirones más o menos largos...pero como ya he dicho, cada uno tiene sus manías.
Un precioso Bejel (Trigla lucerna) capturado con un jig Maria Mucho Lucir 28gr.

Sea como sea, cada vez uso menos este tipo de señuelos, que ahora se limitan a ''un par por si acaso''.



lunes, 16 de enero de 2012

Winter Fishing...me encanta!


Por fin llegan los primeros fríos de este invierno tan raro, y nos adentramos de lleno en la pesca de invierno. Siempre digo que es mi momento preferido del año para pescar, y no es precisamente por las agradables temperaturas, la comodidad o el tamaño de las capturas. Simplemente es uno de los pocos momentos del año en que si se sabe lo que se hace, es difícil volver a casa sin alguna picada grabada en la memoria. 

Siempre me ha sorprendido ver como la mayoría de pescadores centran su actividad en los meses cálidos...esos que la verdad, a mi no me resultan lo más mínimo, pues aquí en la Costa Brava, apenas hay pequeños palometones, palometas blancas, anjovas, y mucho menos bailas. Especies muy abundantes en los pesqueros del sur y que por lo general, hacen muy divertidas las salidas de pesca  primaverales y veraniegas. Pescar a spinning en verano en mis pesqueros supone prácticamente pescar en un desierto la mayoría de las veces (por eso me he pasado a la pesca ultraligera o Rockfishing), asi que cada año espero con ganas la llegada de los primeros fríos. Por si fuera poco, hay mucho menos movimiento de gente y de barcos en los pesqueros, hay aparcamiento!! y ,sobretodo, hay algo más de tranquilidad...que más se puede pedir?


martes, 10 de enero de 2012

Empezando bien el año...


Una vez más, me he encontrado con mis queridas lubinas en los primeros días del año, en que estos fantásticos animales están en pleno frenesí reproductivo. Como curiosidad, fue la primera vez en mi vida que clavo un buen pez en el primer lance, una lubina preciosa que atacó sin dudar un shore line de 17 cm en apenas tres vueltas de la manivela. Hecho esto, sendos lances sin picada alguna, con la captura de un par de buenas obladas, y un buen rato entretenido iniciando a mi hermano en esto de la pesca con señuelos artificiales.


Sin duda, lo mejor de la tarde fue ver como se estrenaba, teniendo varias picadas y sacando sus primeros dos peces, lo cual no es ni mucho menos normal en la primera jornada a no ser que se cuente con algo de ayuda...


El pez de la jornada fue sin duda este fantástico macho de lubina de 71 cm, que supone el más grande que haya visto nunca, ya que normalmente, por encima de 60-65 cm casi todas las lubinas son hembras.

Una vez más, la planificación de la jornada, la observación y la correcta elección de la postura, además de la paciencia para lanzar contínuamente a ''el'' lugar elegido, insistiendo hacia donde la intuición nos dice que puede haber un gran pez, ha dado sus frutos.

Veremos que dan de si las próximas jornadas...Hasta la próxima!

miércoles, 4 de enero de 2012

Última de 2011, primera de 2012


Algunas de las capturas que han salido en mis dos últimas jornadas, destacando un bonito Pargo (Pagrus pagrus) capturado con un Hokkaido Spinjig color sardina, casi el último pez del año y sin duda una de las capturas que más ilusión me ha hecho en todo el año: por su espectacular colorido, por la emocionante lucha con el micro-equipo de Rockfishing y por la dificultad que entraña su pesca desde costa.

Una vez fotografiado, y como no podía ser de otra manera, le devolví la libertad a mi primer ''gran'' pargo, recordando aquella vez en que un viejo pescador de la zona, con más de 80 años, me contó cómo cuando él era joven, pescaba con su padre con línea de mano y sepias enteras, desde la orilla de las calas, y capturando pargos de hasta 6 kg en los meses más fríos del año. Hasta diez grandes pargos en un  solo día había visto traer a su padre... ya harà casi 100 años de aquellos días, y entonces, me dijo, ya se decía que la pesca estaba escaseando...que dirían si vieran como está ahora?

El pargo es una de esas especies ''olvidadas'' que ha sufrido uno de los declives más impresionantes que  se conocen, pasando de ser ubícuo  en tallas imponentes en toda la Costa Brava, a ser un eventual y en tallas diminutas. Un glotón que ha pagado muy caros sus acercamientos hivernales, su exquisita carne, su elevado precio de mercado y sobretodo su facilidad por morder sin reparo cualquier cebo muerto que se ponga a su alcance, llamese palangre de fondo o pesca a cebo. Desde mi blog le rindo este pequeño homenaje.




Entrando más en materia, es de obligado  relato la primera salida del año, que debido a las condiciones del mar ha sido totalmente dedicada al spinning ligero, y puedo decir que ha dado más de lo prometido, obteniendo varias picadas, entre ellas un bonito espetón a plena luz del día, dos grandes obladas y un sierra algo más grande que se soltó del anzuelo ya casi rendido.
 
En general buenas sensaciones para dar la bienvenida a este 2012, que tan feo pinta pero que hay que afrontar con optimismo, y en lo que a pesca se refiere con mucha ilusión para continuar experimentando y mejorando, con algunos propósitos de año nuevo por cumplir y todavía muchas cosas por aprender.

Un saludo y que tengáis una buena entrada de año.