martes, 6 de diciembre de 2011

Claves para pescar grandes lubinas en el Mediterráneo (III)


En esta última entrega, voy a hablar un poco sobre estrategias de pesca, equipo y señuelos, por ser imprescindible para completar un artículo de estas características. Ya aviso que el equipo y los señuelos son para mi el punto menos importante de todos los que he ido tratando. Sin duda lo más importante es localizar los peces, hecho esto, cualquier cosa que les tiremos nos dará grandes probabilidades de éxito.

EQUIPO

Los que me conocen saben que no soy un sibarita de la pesca. Toda la vida he pescado con material de ''dudosa'' reputación y mejor precio, sin embargo mis resultados nunca han sido peores que los de otros pescadores. Como he dicho antes, lo principal es conocer a fondo el mar y la lubina, para ser capaz de predecir donde y cuando ir a buscarla.

Con esto no quiero decir que no sea un auténtico placer pescar con una moderna caña japonesa (o americana) y un carrete de última generación, simplemente dejar claro que la calidad del material usado no influye  para nada en el resultado si realmente sabemos pescar.

No voy a dar marcas, solo recomendar una caña  de 2.10-2.40 metros, con capacidad de 7-20 o 10-30 gramos, dependiendo del peso de los señuelos que vayamos a utilizar, mejor si es de acción de punta (''fast'') y complementada con un buen carrete tamaño 2500 (usando la escala de tamaños de shimano) que bobine bien en espiras cruzadas, para evitar pelucas.

Sobre el hilo a utilizar, ya es cosa de gustos. A mi me solía gustar mucho usar monofilamento del 0.25, con un bajo fluorocarbono en días de aguas claras, pero desde hace un tiempo uso trenzado 8 lb y me funciona perfectamente. Hay que decir que para usar vinilos es altamente recomendable el trenzado.

SEÑUELOS

Hablando de señuelos, a menudo me he preguntado que tipo de artificial  va a  ejercer mayor atracción sobre nuestra gran lubina. Y para  entenderlo hay que tener en cuenta la equación: tamaño de la presa + valor energético (especie) - facilidad de captura (velocidad) = grado de atracción.

No todas las presas son igualmente apetecibles para la lubina. Muchas veces he observado como en medio de un sitio plagado de lisas, aparentemente presas fáciles, una buena lubina ha atacado a un pequeño grupito de Pejerreyes (Atherina boyeri) o Alachas (Sardinella aurita) que corren que se las pelan. También se sabe que son especialmente golosas con las anguilas. Esto pasa porque estas especies son de carne muy grasa y por tanto de alto valor energético, entonces con el mismo esfuerzo que necesitarían para capturar una lisa, obtienen mucha más energia a cambio.

 Entonces, según esta ecuación básica (que me he sacado de la manga...), la lubina va a preferir una presa grande que se asemeje a una especie de alto valor energético y que se mueva despacio, para en un solo ataque, obtener una gran cantidad de energía. Dígase una gran imitación de anguila, lanzón o boquerón. No necesitamos saber más...todo buen artificial de cualquier marca que cumpla estas premisas, va acelerar el pulso de la lubina más resabiada si la encontramos en su zona de caza. Ahora bien, es verdad que hay marcas que han conseguido señuelos fantásticos que parecen funcionar mejor que los demás, aunque al final acabas por pensar que los artificiales pescan más en función de la confianza que les tenemos que no debido a su capacidad de marcar diferencias.

   Esta lubina de 83 cm y 6,5 kg, engulló completamente un slim-minnow de 17.5 color naranja flúo!

Sobre los colores, la discusión del siglo... que más se puede decir? Mejor guiarse por la experiencia, y utilizar lo que nos funciona, sin dejar nunca de experimentar. A mi particularmente me ha dado muy buen resultado el color negro integral, tanto en rompientes como en aguas calmadas, de noche y con cambios de luz. El color naranja me ha sorprendido con más de un gran ejemplar en plena noche, así como el blanco en la mayoría de vinilos que utilizo. Los colores naturales son especialmente recomendables en  buenas condiciones de luz y visibilidad, pero el hecho es que aunque sin duda son los que más he utilizado, nunca me han dado una captura XXL, lo cual da que pensar. Quizá sea porque estos colores los tienen ya muy vistos? Quizá sea porque la mayoría de las veces que buscamos a estos gigantes lo hacemos de noche o con poca luz, en zonas de aguas tomadas o revueltas, en las que un artificial de un color sólido o chillón es más fácil de localizar y atacar.

   Fantástica hembra capturada en pleno invierno con un Jurela's jig 14gr color negro integral.
ESTRATEGIAS

Por último, quería dedicar unas líneas a la estrategia, o más bien, a como afrontar una jornada de pesca una vez estamos a pie de pesquero con los deberes hechos. A alguien le pueda parecer que es un tema bastante trivial y que lo que hay que hacer es llegar y lanzar cacharros a diestro y siniestro, pero como muchas veces suelo decir, pescar es más que eso, es todo un reto intelectual.

Ya sea que nos encontremos en un lugar conocido, o bien en un sitio nuevo que hemos decidido probar indagando en Google Earth, debemos saber que los primeros lances pueden ser decisivos. Hacer excesivo ruido en los primeros lanzamientos puede hacer desconfiar a un gran ejemplar, por lo que debemos cuidar este aspecto. De igual manera, no me gusta acercarme demasiado a la orilla, ni mucho menos meterme en el agua con el wader, al menos en los primeros lances, si es que la postura que nos atrae queda un poco alejada. La lubina puede seguir el señuelo hasta la misma orilla y si nos ve podemos dar al traste con una captura excepcional.

Usualmente, el primer señuelo que debe tocar el agua, ha ser más bien liviano, tipo vinilo, bucktail o paseante, y se debe trabajar de manera regular, sin sobresaltos, demasiados toques de puntera ni cambios de profundidad. A veces, una simple recogida lineal lenta, con alguna pausa es la mejor opción par levantar el ánimo de una gran lubina. No me gustan demasiado las recogidas erráticas ni tampoco dejar profundizar el señuelo, pues la lubina acostumbra a apostarse en una posición más baja para intentar un ataque ''sorpresa'' desde abajo aprovechando el ángulo muerto en la vista de los peces.

Podría estar horas comentando diferentes situaciones, pero al final, hay tantas estrategias posibles como personas y lugares de pesca diferentes. Es bueno llegar al pesquero sin prisa, y dedicarle unos minutos a la observación...y a pensar...no conviene olvidar que el cerebro pesca más que las manos, así que hay que usar primero lo uno que lo otro.

Con esto doy por finalizada la trilogía, pero antes quiero recordar como en una entrada anterior, dije que es muy importante soltar todas las lubinas, pero especialmente las grandes hembras, por ser las madres que repueblan cada año nuestras sobreexplotadas aguas y de las que depende el futuro de la especie. Ya no valen más excusas, si nos gusta la pesca, y queremos seguir pescando grandes lubinas en el Mediterráneo, uno de los mares más explotados del Mundo, debemos cambiar el chip, y hacerlo ya!

Espero que os haya parecido interesante, hasta la próxima, y recordad: Captura y Suelta!





 

10 comentarios:

  1. Has tenido buen o buenos profesores,todos los aspectos que mencionas son fundamentales..pero en el siglo21,ni aplicando el manual porque es tal la sobrepesca que no se localizan ni en posturas clave,tambien estan los ciclos(años mejores y peores)es toda una odisea hacerse con un buen pepino.. pero como comentabas en la primera parte no todo el mundo es pescador y tiene ese código que te lleva a ir al mar como si estuvieras en otras épocas donde las capturas eran tan abundantes que no hacia falta señuelos de ultima generacion ni tanto artilugio.Saludos Miguel Angel

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo, Miguel Ángel! Por aquí, en aguas murcianas, también es muy complicado hacerse con un ejemplar XXL, aunque no dejamos de intentarlo!.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Estoy encantado de leer este gran articulo..La verdad, esta todo muy masticadito, asi da gusto Miguel!..Muchas gracias por compartir tus experiencias y conocimientos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Berto y Victor, gracias por el comentario. La verdad es que no he tenido maestros en esto, más que los libros de naturaleza y alguna que otra web...es una lástima que se hayan enrarecido tanto las grandes lubinas, nuestros abuelos no pensaron en nosotros y parece que nosotros tampoco vamos a pensar en nuestros nietos...espero que este artículo anime un poco a practicar el CyS también en los peces grandes. Un Saludo!

    ResponderEliminar
  5. Juanto, gracias. Suerte con las lubinas murcianas! CyS

    Borja, encantado de que te haya gustado el escrito. Un saludo para Valencia!

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por este gran blog y por las capturas! está muy, muy bien. Soy de Girona y llevo enganchado al spinning 1 añito, en el que he hecho mis primeros pinitos. Si quieres quedamos algun dia para ir a pescar, seria una pasada compartir pesca con un fiera como tu.
    Salut i fins aviat!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Insert Coin, los comienzos son difíciles...y los finales! La verdad es que no soy ningún fiera y como todos, me llevo mis porras..aver si nos vemos por Girona

      Salut!

      Eliminar
  7. Wenas, me encanta tu articulo la verdad q hace muy poko q me ha llamado la atencion el spinning tan poko q hace 1 semana, soy de malgrat de mar al lado de blanes, y uno de los problemas q tengo es q no tengo compañero q haga spinning y x lo tanto aprender lo veo mas dificil y tb la historia de ir solo se me hace cuesta arriba, si teneis algun consejo para darme os lo agradeceria, un abrazo i molta sort companys

    ResponderEliminar
  8. Soy de Premia de Mar y quiero iniciarme en esto del Spinning. Comentas que el tamaño del carrete un 2500 he estado mirando un shimano 4000: 2500 de tamaño es por algun motivo.

    Gracias

    ResponderEliminar
  9. Espectacular articulo , muestra mucha sinceridad y humildad .un saludo y buenas capturas

    ResponderEliminar