miércoles, 28 de diciembre de 2011

Atunes rojos desde costa !

Banco de atunes rojos comiendo en superficie, fotografiados desde tierra!

En otoño y primavera no es raro ver saltar atunes rojos desde costa para aquellos que estamos acostumbrados a caminar por los roquedos de la Costa Brava. Sin embargo, este pasado mes de noviembre fue sencillamente ESPECTACULAR. Nunca antes había visto atunes rojos a menos de 300 metros de la orilla en el mejor de los casos, cuando normalmente se suelen ver en el horizonte lejano...pero aún más, en dos ocasiones diferentes, en dos puntas muy lejanas una de la otra, han habido auténticas bacanales en forma de averíos hasta a 10 metros de la orilla. Las fotos que acompañan la entrada y que ponen los pelos de punta, por mucho que parezca increíble, fueron tomadas desde tierra!


No contento con eso, también se han observado grupos de Melvas (Auxis rochei) y alguna Bacoreta (Euthynnus alletteratus). Incluso observamos desde la playa, y después de una tormenta, una Albacora  solitaria (Thunnus alalunga) saltando, que solo pudimos identificar por las largas aletas pectorales que la diferencian del atún rojo. Algunos pescadores embarcados me comentaban que ha sido un otoño muy malo para los bonitos porque estos desaparecen cuando los atunes están cazando, no ocurre lo mismo con las melvas, que a menudo se han observado en pajareras mezcladas con los atunes.



Hay muchas teorías sobre este fenómeno pero yo me decanto por una suma de factores, empezando por esos prolongados temporales de levante que durante finales de octubre y principios de noviembre barrieron la costa Catalana, acercando a presas y por consiguiente a predadores a la orilla y manteniéndolos allí durante semanas. Hay pescadores que creen que hay más atunes por el hecho de haberse protegido, aunque tengo referencias de un grupo de investigación que disiente de esta afirmación. Más bien observan que cada vez hay grupos más pequeños que se disgregan para cazar cerca de la costa, ya que no encuentran recursos en mar abierto, es decir, bancos grandes de sus presas habituales (caballas, sardinas y boquerones, que han sido prácticamente esquilmadas por la pesca profesional en los últimos años). En una ocasión, he observado ataques de atún a un banco de bogas, que saltaban despavoridas por doquier, lo cual es bastante impresionante teniendo en cuenta los hábitos alimentarios naturales de esta especie marcadamente pelágica.

 

No sé hasta que punto, antiguamente se daban estas situaciones...seguramente con un mar virgen no debía ser más que el pan de cada día. Pero ahora parece más un signo de que el planeta cambia y los animales se intentan adaptar como pueden a los desequilibrios que hemos causado...este otoño se han enganchado  fortuitamente, dos torpedos a mi caña, quizá los próximos años tenga que cambiar mi equipo ligero por uno de popping tropical..

Lamento colgar las fotos tan tarde, quería haberlas acompañado con alguno de los numerosos vídeos que pude hacer...impresionantes...pero no he tenido tiempo de ponerme todavía en la edición, que es totalmente desconocida para mí.

Saludos y Felices Fiestas!




8 comentarios:

  1. Buenas Miguel! Ya van los 4 o 5 últimos años que cada vez se acercan mas y mas a menudo. No se si esto es causa de las vedas o de falta de alimento.
    La primera foto muy bonita. Un espectaculo digno de ver.

    Saludos y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias JOsep Maria! Yo la verdad que nunca...y mira que miro mucho al mar...los había visto pegados a las piedras...era escalofriante!

    Que pases unas Felices Fiestas compañero.

    Miguel Angel

    ResponderEliminar
  3. Magnificas fotos Miguel, un espectáculo.

    Saludos.

    Ivan.

    ResponderEliminar
  4. Una exhibición maravillosa! y estupendas fotos, Miguel Ángel

    ResponderEliminar
  5. mision casi imposible coger una foto de estas.... un hacha hasta para hacer fotos.

    feliz navidad y prospero 2012

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por esas fotos

    Yo esta primavera tuve la suerte de ver saltar un tunido enorme (no se que sería, pero era bastante más grande que un delfin) a unos 15 metros de la orilla ... Se me quedo una sonrisa tonta un buen rato.

    No se cual sera la razón pero algo esta cambiando ...

    Saludos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por los comentarios!

    Iñaki, yo creo que no algo, sino mucho está cambiando y no precisamente para bien..

    Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo para todos!

    ResponderEliminar
  8. Si vols un parell d consells en l'edició de vídeo no dubtis en posar-te en contacte amb mi i et dono un cop de mà (em dedico a aquests temes), salutacions i felicitats per aquest gran blog!

    ResponderEliminar