domingo, 20 de noviembre de 2011

Espetón XXL con paseante hundido


Los paseantes hundidos deben de ser, sin duda, unos de los señuelos menos utilizados por los spinners costeros. De hecho es comprensible ya que son de difícil manejo, enganchan fácilmente con el fondo y explotan capas de agua para las que ya tenemos a otros señuelos que trabajan bien y en los que depositamos nuestra confianza.

Sin embargo, en una noche de spinning portuario reciente en la que ya estaba cansado de utilizar todo tipo de minnows y vinilos, se me ocurrió enganchar a la grapa un Blue Shot de Lucky Craft que adquirí hace tiempo y que había utilizado muchas veces sin resultado. Lanzo, dejo profundizar y em piezo a recoger lentamente imprimiendo potentes toques de puntera como si de un paseante grande se tratara, para tratar de hacer que el señuelo haga un Walking the Dog  amplio. 


Cual es mi sorpresa que al tercer lance solamente, el señuelo se para en seco y reaccionando rápidamente doy dos buenos cachetes parando la bobina del carrete con la mano izquierda. Acto seguido, dos cabezazos lentos delatan a un espetón, una buena carrera, algo de tira y afloja y empiezo a bombear...''no veas como pesa esto'' me digo, y no es de extrañar porque lo que había al otro lado de la línea era un enorme espetón (Sphyraena viridensis) de 116 cm y unos 6 kg de peso. Sin duda un gran ejemplar, muy difícil de ver desde costa.


Por lo que se de otros compañeros, los paseantes hundidos son señuelos tan difíciles de manejar como eficaces con especies que rondan las profundidades de zonas rocosas como Espetones, Dentones o Pargos. Tienen una acción muy llamativa y poco ''vista'' por los peces, diferente a minnows o jigs y este aspecto puede ser clave para desencadenar la picada de un pez resabiado en una zona con elevada presión de pesca.

A buen seguro le voy a volver a dar una oportunidad a este magnífico señuelo en futuras salidas a por los dentones!


No hay comentarios:

Publicar un comentario